martes, 8 de enero de 2008

Reflexión de nuestro compañero Jose Santiago

HÉROES VERDADEROS.

En estos días en el que el grupo musical Héroes del Silencio está de nuevo entre nosotros, vamos que se han puesto remoda, nada artificial claro…

Os confienso que este grupo, colectiva o individualmente, no me mueven lo más mínimo y no sólo por el hecho de estar en estos días acompañado de mis muletas, sino porque ni sus letras, que siempre he considerado empalagosas e intranscendentes, sus declaraciones y estilo en general me han gustado nunca lo más mínimo; y mucho menos he sido capaz, debe ser culpa mía, de atisbar su compromiso emocional y social…, por todo lo cual no son mis favoritos, obvio, respetando a todos aquellos que les puedan atraer e incluso gustar, también obvio.

Pero los Héroes del Silencio, que tan promocionados y publicitados están siendo con el dinero público, con recursos de todos, con espacios y medios a los demás nunca ofrecidos, acaso me pregunto, si a este pedazo de grupo musical y a todo su enjambre de producción, promoción, difusión… les preocupa lo más mínimo la convivencia entre españoles y naciones, la inmigración, la pobreza de los países del Tercer Mundo como los denomina sin tapujos Mario Benedetti, el cambio climático, la violencia de género, los muertos en el tajo o en los accidentes de coche, la vivienda, las desigualdades o las personas que viven por debajo de los umbrales de la pobreza…

¿O es que el reino de los Héroes del Silencio y de todos aquellos que se apresuran a vendérnoslos como “nuestra última oportunidad” no son de este mundo, este mundo tan vulgar, que recuerdo tiene metro y autobuses, que es el que a los demás nos toca vivir y encima intentar proponer?

A lo mejor, bueno seguro, estoy siendo subjetivamente intencionado y tendencioso, pero cada vez me deslumbran menos los fuegos artificiales y me interesa más la propuesta humana, ciudadana y social, lo cual me hace mirar con más atención todos los movimientos mediáticos y sus correspondientes riadas humanas que ellos mismos se crean, por mucho que estén muy de moda.

Y aquí obviamente incluyo a todos aquellos shows intencionados y montados a las espaldas de los ciudadanos, fuera de nuestra oportunidad de opinar y proponer, fuera de ser tan sólo convocados y tratados como usuarios, y en las antípodas de poder expresar nuestra opinión sobre ellos.

¿Acaso no sería mejor que en las fiestas de nuestras ciudades y pueblos, grandes y pequeños, actuaran, expusieran, promovieran las personas que hacen, trabajan y se interrelacionan durante todo el año, y que hacen que existamos como sociedad, mejor que esos divos y Cias que vienen, actúan cobran lo no escrito y ya?

Porque no olvidemos que todos estos autores tienen y cobran un caché por encima de lo imaginable, incomprensible si lo comparamos a otras partidas presupuestarias que las Instituciones y Organismo Públicos pueden llegar a destinar a otras realidades, básicamente porque creen que “ese gasto está justificado” y porque pocas veces les decimos nada, no lo olvidemos.

Pero como dijo Saramago, “no todo está perdido” y en la medida de echar cables de acercamiento, creo que como mínimo, propongo que no estaría mal, además de ser justo, que estos grupos musicales y Cia que actúan, cobran y huyen, se comprometieran al menos con los pueblos, ciudades, gentes y personas ante las que actúan de alguna manera…, con declaraciones interesantes, aunque se las tuvieran que “cocinar”(a la mayoría de los políticos sus asesores y tan felices) o como mínimo que conocieran el gentilicio de los lugares donde actúan, por ejemplo.

Pero sigamos con los Héroes…que es el tema del día.

Decía, que creo que a lo mejor sería más interesante que hubiera menos héroes de postín, menos shows mediáticos y encuentros futbolísticos del año, del siglo…(cada mes hay uno) y que se hiciera más caso y prestara más atención a las personas y colectivos que hacen posible que las ciudades y sus habitantes, de todo tipo, convivamos, propongamos, trabajemos y en definitiva hagamos posible nuestro día a día, porque en la mayoría de los casos, por no decir siempre, los verdaderos HEROES son, sois, anónimos, están, estáis, alejados del estruendo de los medios de comunicación y actos festivos de masa, de la mercadotecnia y del capitalismo de ficción, de moda, en el que vivimos.

A vosotros HEROES auténticos, a los que yo reivindico, no os escriben ni reportajes, ni novelas ni libros, ni se os apoya como debiera, y mucho menos os publican o graban vuestras creaciones porque o bien no son hijos o familia de tonadilleros o vuestros padres no han sido participantes de programas de telebasura, o simplemente no tenéis un trepa de cualquier especie en vuestra familia.

Todo esto pasa, aunque queramos mirar hacia otro lado en nuestras sociedades, en nuestras ciudades, en nuestros barrios, aunque no lo queramos ver o no tengamos fuerzas para reivindicarlo todos los días y a todas horas, porque el día a día ya se han ocupado otros que casi nos coma.

Amigos y Amigas , incluidos vosotros Héroes de verdad, vivimos en la sociedad que nos crean, llenos de necesidades y oportunidades a cambio de un buen montón de recursos, básicamente económicos, y a la que nos dejan asomarnos que no disfrutar en su totalidad. El fútbol, la música, el dinero y el poder, tienen una atracción tan irresistible como desmesurada, que hace crear sociedades paralelas a la del Metro o Autobús diario.

Por eso y por muchas otras cosas, yo me quedo con los Héroes de mi Barrio y del Tuyo, con los Héroes que hacéis funcionar, mantener e incluso avanzar a las entidades y colectivos sociales y ciudadanos, con los Héroes comprometidos con trabajar en la mejora del mundo desde su entrega, vuestra entrega, individual, colectiva y solidaria, que soléis, estar más cerca de los que sufren y de los que lo están pasando mal…que de los shows televisivos, musicales, futbolísiticos o mediáticos en general.

Estos HEROES de mi Barrio, instituto, grupo, Sindicato, trabajo…, los verdaderos héroes, pasáis “casi” de puntillas, a lo mejor no tenéis el tirón de las estrellas musicales y futbolísticas, ni los que dirijen las cadenas de televisión y radio creen que no merecéis un guión televisivo donde contar todo lo que hacéis, quizás porque no quieren que los demás os conozcan, ni encabezáis listas políticas con las que poder cambiar las cosas…pero sin embargo debéis saber que nos sentimos orgullosos de vosotros y vosotras, que sois las personas más distinguidas de nuestra sociedad y que os queremos, aplaudimos y reconocemos como HEROES DE VERDAD.


A todos aquellos que sois HEROES DE VERDAD.


Un amigo.

2 comentarios:

servicios sociales dijo...

Me ha gustado tu reflexión. Te echamos de menos. Aquí desarrollaste una excelente labor sindical. Sigue así.

Hasta siempre.

Anónimo dijo...

Que razón tienes en tu reflexión, acá hay gente que no valora lo que parece que no se hace y solamente ven los portales salvajes insultantes.

Una que mide y valora los pasos firmes.